Lactancia materna
LACTANCIA MATERNA
DESCRIPCION ESPECIALISTA

 

DESCRIPCION

Muchas mujeres prefieren dar de mamar a sus bebés. Aunque los niños también crecen con leche de fórmula (maternizada), la leche materna es más fácil de digerir y contiene anticuerpos que protegen al bebé de infecciones. Además muchas mujeres lo encuentran muy placentero.

Una vez que ha dado a luz al bebé, su glándula pituitaria (hipófisis) comienza a aumentar la cantidad de producción de una hormona llamada prolactina.

Ésta estimula las células de las mamas. Estas células empiezan a absorber nutrientes del flujo sanguíneo y lo utilizan para producir leche. Como este proceso lleva muy poco tiempo, los primeros días después del nacimiento las mamas producen un fluido fino y blanco, llamado calostro. Como la leche, el calostro es nutritivo y tiene anticuerpos. Después de 3 ó 5 días se produce la leche. La prolactina controla la cantidad, hasta el punto de que cuanta más cantidad de leche tome el bebé, más prolactina producirá la pituitaria y más leche tendrá. Cuando el bebé deja de mamar la producción de leche cesa en una semana o dos. El flujo de la leche materna es controlado por el reflejo de cierre. De otra forma la leche estaría saliendo continuamente de las mamas. Cuando el bebé succiona, los pezones responden mandando impulsos sensoriales al hipotálamo, en el cerebro.

El hipotálamo inmediatamente ordena a la glándula pituitaria producir hormonas (principalmente oxitocina) que viajan a través del torrente sanguíneo. Cuando llegan a las mamas, las células que rodean la cavidad alveolar, donde la leche es almacenada, se contraen y, así, la leche sale al conducto. Todo este proceso dura entre 30 y 60 segundos. Una vez establecida la leche materna, el reflejo de "parada" y "marcha" es disparado fácilmente. A menudo el mismo sonido del llanto estimula el reflejo. De todas formas, el stress puede interferir en el reflejo.

En este caso necesita gente a su alrededor apoyándole cuando empiece a dar de mamar. Si siente dolor en los pezones mientras el bebé succiona, puede deberse a una pequeña rotura en el pezón. El médico debe recomendarle alguna pomada que le ayude a curarla. Si siente un pequeño bulto duro en la mama, puede que un conducto de la leche esté bloqueado. Pruebe con masajes y paños calientes. Si el bulto no desaparece, llame al médico ya que puede haber una infección (ver Infección Mamaria).

Si es así, necesitará un antibiótico. Normalmente puede continuar dando de mamar al bebé, pues éste rechaza la infección. La prolactina casi siempre protege frente al embarazo. Sin embargo, es mejor no descuidarse porque puede haber una ovulación durante el periodo de lactancia materna, aunque no haya habido menstruación. Cuando deje de dar de mamar, a no ser que lo haga de manera gradual, sus mamas pueden inflamarse y doler durante unos días hasta que la leche se seque.

La mujer que da biberón al bebé desde el principio tiene el mismo problema.

El médico puede prescribir algún medicamento para suprimir la leche. Si esto no funciona puede recurrir a aplicar a las mamas bolsas de hielo o unas vendas muy apretadas.

¿QUÉ MÉDICO ME PUEDE TRATAR?

  • GINECÓLOGOS