Golpe de calor
¿Qué es el golpe de calor y cómo puedo evitarlo?

Se trata de un cuadro grave que se desarrolla al producir una persona una cantidad de calor que no es eliminable por el sistema de refrigeración del organismo (dilatación de los vasos sanguíneos superficiales y sudoración), bien porque la producción de calor corporal sea excesiva, bien porque la temperatura ambiente sea muy elevada o bien porque los mecanismos de eliminación de calor no funcionen perfectamente, aunque lo más común es una combinación de los tres. Se encuentran en riesgo especial los ancianos, los niños pequeños, las personas discapacitadas y las que realizan trabajos físicos o deporte expuestos a temperaturas elevadas. No hay un límite de temperatura seguro : depende del ejercicio realizado y de los mecanismos de adaptación. En general se recomienda no realizar deporte si la temperatura ambiente supera los 27,8º C, o, en todo caso, irse habituando progresivamente en días sucesivos, beber abundantes líquidos y suspender el ejercicio en cuanto aparezcan calambres musculares, malestar, debilidad o náuseas; si la temperatura ambiental supera los 34º C (más si la humedad relativa es mayor del 60%, porque dificulta la transpiración) el riesgo de golpe de calor es alto y se debe evitar todo tipo de ejercicio, vestir ropas ligeras y beber abundantes líquidos, aunque no se sienta sed; se recomienda, además, baños fríos. Si, pese a todo, aparece fiebre y adormilamiento, debe acudirse sin demora a un centro hospitalario.