Convulsiones febriles
CONVULSIONES FEBRILES
CONCEPTO INCIDENCIA VALORACION TRATAMIENTO Y PREVENCION INDICACIONES

 

CONCEPTO

Convulsiones que se producen durante los episodios de fiebre alta.  

INCIDENCIA

  • Afectan a un 1-5% de la población.

  • Están asociadas a un cuadro febril, pero sin evidencia de infección intracraneal.

  • Existe una predisposición genética a padecerlas.

  • La edad de presentación es entre los 6 meses y los 5 años de edad, el 55% de los casos durante el segundo año de vida.

  • Generalizadas en el 80-90% de los casos.

  • Breves, con una duración menor a 15 minutos.

  • En el 65% de los casos es única, solo un 13% de los pacientes presentan dos episodios, y un 9% tres episodios o más, durante el mismo proceso febril. En general, recurren en los seis meses posteriores al primer episodio, siendo más frecuente en < de 15 meses y pacientes con antecedentes familiares.

  • El riesgo de epilepsia posterior a las convulsiones febriles es del 2% a los 7 años y del 7% a los 25 años.

VALORACION

  • Exploración general y neurológica, para aclarar el origen de la fiebre y descartar infección del sistema nervioso central (SNC). En algunos casos puede ser necesaria una punción lumbar (extracción de líquido cefalorraquídeo para su análisis).
  • Electroencefalograma (E.E.G). No es estrictamente necesario realizar E.E.G. tras un único episodio de convulsión. En el caso de practicarlo, debe realizarse al menos dos semanas después del episodio. No tiene valor predictivo, aunque existe la costumbre de hacer uno y posteriormente un control anual.

TRATAMIENTO Y PREVENCION

  1. Control de la fiebre. Con medicamentos (paracetamol, Ibuprofeno, aspirina, etc) y medios físicos (baños con agua tibia, aplicación de paños o compresas humedecidas en agua tibia sobre el cuerpo).

  2. Tratamiento profiláctico de nuevas convulsiones: es un tema controvertido y no hay evidencia clara de que disminuya el riesgo de epilepsia, aunque si parece prevenir las recurrencias de las crisis febriles. Existen diversas alternativas, con eficacia similar (12 a 15% de fracasos terapéuticos en todos los casos):

  • Diazepam. Administración rectal de diazepam, exclusivamente durante los episodios febriles, de forma profiláctica cada 8 horas. Está discutido por la posibilidad de depresión respiratoria grave.
  • Fenobarbital 5 mg/Kg/día Vía oral de forma continua. Requiere control periódico de niveles en sangre. Presenta efectos secundarios sobre el desarrollo neuropsíquico (irritabilidad, transtornos del sueño, hiperactividad y problemas de aprendizaje y concentración).
  • Acido Valproico. También produce efectos secundarios (alteraciones hepáticas, hiperactividad, irritabilidad y alteraciones de la coagulación) Es necesario el control de niveles en sangre de forma periódica y en los primeros meses de tratamiento control de la función hepática.

  INDICACIONES DEL TRATAMIENTO PROFILACTICO

  • Edad inferior a 12 meses.
  • Tercer episodio de convulsión febril.
  • Convulsión prolongada (más de 15 minutos)
  • Convulsión focal (no generalizada)
  • Convulsión recurrente en el mismo proceso febril, sobre todo en las primeras 24 horas.
  • Postcrisis prolongada.
  • Exploración neurológica anormal transitoria o permanentemente.

El tratamiento profiláctico es efectivo en cuanto a la prevención de las recurrencias. La duración del tratamiento será ¾ siempre a criterio del neuropediatra ¾ hasta dos años depués de la última crisis convulsiva.